Vivimos la Cuaresma en comunidad

La Cuaresma es un tiempo reflexión, oración y conversión, un tiempo de preparación para la Pascua, acontecimiento central y fundamental para la fe cristiana.

Como comunidad educativa, en Nieva vivimos este tiempo cuaresmal con reflexiones y actividades que nos ayudan a prepararnos para el misterio Pascual.

La Cuaresma es un llamado a la conversión y al arrepentimiento, por eso escuchamos en la celebración del Miércoles de Cenizas la frase bíblica «Conviértete y cree en el Evangelio», significativa de este tiempo de gracia.

Desde ese momento, durante cuarenta días, se nos invita a abandonar el pecado y seguir el ejemplo de vida de Jesús. El ayuno, la oración y la limosna son las prácticas cuaresmales que nos acompañan y fortalecen en el proceso de conversión: se trata de volver a uno mismo, a Dios y a los hermanos. 

En nuestro Instituto nos proponemos trabajar estos ejes de manera transversal y adecuados a los diferentes procesos que viven las niñas y adolescentes.

A su vez, el Sacramento de la Reconciliación nos ayuda en este tiempo a acercarnos a Dios, reflexionar cómo mejorar nuestra relación con Él y con los demás. Nos invita a una nueva conversión, que es la llamada que recibimos durante la Cuaresma. Por eso, en nuestra escuela ofrecemos el espacio de confesiones para las niñas de 5° y 6° grado y para las estudiantes del nivel secundario.

Para profundizar este tiempo litúrgico que la Iglesia nos propone, generamos espacios para seguir el camino de Jesús a través de pequeñas acciones individuales y colectivas. 

A través de la oración diaria y de las celebraciones invitamos a nuestras estudiantes a abrir sus corazones a la gracia de Dios que se derrama en este tiempo tan especial. Invitamos también a las familias a acompañar, compartir y dialogar con las niñas en estas vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio